CINE FINO y TV FINISIMA

lunes, enero 15, 2007

Banderas de nuestros padres



Eastwood se está especializando en hacer engranajes perfectos de cinematografía. Marca un tempo perfecto y sólo da las respuestas que necesita el espectador en el momento adecuado. Si en su anterior película, million dollar baby, combinaba un rimto vibrante en la primera parte y muy ditinto y esencialmente lento en el segundo, ahora en su nueva película, el ritmo es constante y lento, muy lento. Ha decidido el director que esta historia debía ser contada despacio para que no se nos escapara ningún detalle, con la función de que al final de la película nos hayamos dado una idea de lo que se vivió en aquella terrible batalla.
En realidad la película no trata de la batalla sino de la guerra. La guerra desde el punto de vista del combatiente y desde el punto de vista de los que la leen en los periódicos, en la radio o por las cartas que seguramente les envíen sus hijos o sus novios. Son dos puntos de vista totalmente diferentes. La frase clave de la película: "se escriben muchas tonterías sobre la guerra, sobre todo de aquellos que no han estado allí". Nos recalca en la película que los combatientes en ningún caso se consideran héroes simplemente porque lo unico que intentaron era sobrevivir y que están únicamnente vivos por sus compañeros que murieron. La percepción desde el país era (y es) totalmente distinta. Jóvenes luchadores que dieron su escarmiento al cruel pueblo japonés, sin darse cuenta que la crueldad, las atrocidades y la vergüenza era por igual por ambos bandos.
Esta es la impresión que me ha dado la película y creo que es la idea que Eastwood ha querido dejar en el espectador. Seguramente no consiga los éxitos, en cuanto a premios, de million dollar baby. Tampoco tendrá tan buenas críticas por parte de los espectadores pero nos ofrece una película con mayúsculas. Una vez más nos deja con su particular forma de dosificar los momentos cúlmenes digerir la historia e ir creando una opinión de lo que realmente pasó allí, tanto en Iwo Jima como en Estados Unidos. Al igual que en mistyc river o million dollar baby, crea un vínculo entre la historia y el espectador que no deja indiferente. No creo q sea la película del año pero si es una gran película.
Buen cine, en definitiva. Y a esperar la secuela, desde el punto de vista japonés, que saldrá en un mes aproximadamente.